PROFESIONALES TIC

Andalucía genera el 10,2% de las ofertas de empleo del sector TIC

Las empresas andaluzas del sector TIC generan un 10,2% de empleo, siendo la tercera región líder en ofertas vinculadas a las nuevas tecnologías, por detrás de la Comunidad de Madrid (38,8%) y Cataluña (24,5%).

Cibersur.com | 16/01/2019 11:26

Los continuos avances que se producen en el ámbito tecnológico y que luego se trasladan a prácticamente todas las facetas de nuestras vidas van desdibujando cada cierto tiempo el mundo que conocemos para construir nuevas realidades, lo que supone un reto de proporciones épicas para la humanidad – por la profundidad, por la rapidez y por la permanencia del cambio -. Lo penúltimo: la Inteligencia Artificial (IA), el machine learning, el Internet of Things (IoT)… Toda esta nueva tecnología disruptiva marca unas nuevas reglas del juego, incluidas las que rigen el funcionamiento de nuestro mercado laboral. Con todo ello, cabe preguntarse si están las empresas y los profesionales preparados para el cambio que viene.

Con el objetivo de analizar este nuevo contexto y su impacto en el mercado laboral, Infoempleo, portal de empleo de referencia en España, y el Grupo Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, han llevado a cabo un análisis detallado del sector de las TIC en nuestro país para conocer el grado de desarrollo de las empresas de este ámbito en las diferentes comunidades autónomas, qué perfiles profesionales están demandando, cuáles son los salarios que se les ofrecen, qué requisitos formativos buscan… y muchos otros asuntos de capital importancia.

Andalucía genera el 10,2% de empleo del sector TIC en España

Andalucía es la tercera comunidad autónoma líder en empleo del sector TIC. El pasado año aportó al conjunto nacional el 10,2% de ofertas de este sector, sólo por detrás de la Comunidad de Madrid (38,3%) y Cataluña (24,5%).

Al igual que ocurre a nivel general, la Comunidad de Madrid y Cataluña son las que más ofertas de empleo generan en nuestro país. Sin embargo, la concentración territorial en este caso es aún más llamativa, pues más de 6 de cada 10 ofertas del sector TIC se publican en estas regiones.  

Por detrás de Andalucía y a mayor distancia se encuentran la Comunidad Valenciana, con el 6%, País Vasco, con el 5,7%, Castilla y León, con el 3,3%, y Galicia, con el 2,5%.

Ya por debajo del 2% se encuentran las autonomías de Baleares (1,4%), Castilla-La Mancha (1,3%), Asturias (1,2%), la Región de Murcia (1,2%) y Aragón (1,1%).
Sin embargo, las comunidades autónomas que menos ofertas de empleo generan en el sector TIC son, por orden, La Rioja, con un 0,2% del total nacional, Navarra, con un 0,5%, Cantabria, con un 0,7%, y Extremadura y Canarias, con un 0,9%, cada una de ellas.

Las empresas del sector TIC en España

Hablar hoy de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) cuando ya sabemos que será otro tipo de tecnología más “inteligente” la que marcará nuestro camino en el futuro puede sonar obsoleto o caduco, pero resulta fundamental para entender la profunda transformación económica en la que estamos inmersos desde la segunda mitad del siglo XXI.

Con el desarrollo de las TIC y su aplicación a la economía surgió un nuevo modelo productivo mucho más flexible y descentralizado que el tradicional, un sistema basado en la producción de intangibles – software, bases de datos, contenido multimedia…- que impulsa la innovación y las actividades de mayor valor añadido y mejora los niveles de competitividad de las empresas derivando en un mayor crecimiento económico. Es lo que se conoce de forma genérica como economía digital o economía del conocimiento y, aunque su explosión ha mutado en mayor o menor medida a todos los sectores económicos, hay una parte del tejido empresarial que nació con las TIC y que tiene en ellas su actividad principal.

En el caso particular de España, el número de compañías que se dedican a actividades relacionadas con las TIC, ya sea como fabricantes o como prestadoras de servicios, no ha dejado de aumentar en los últimos años. Sin ir más lejos, el Directorio Central de Empresas (DIRCE) recogía la existencia de 65.525 empresas activas englobadas en el sector TIC en 2018, lo que supone un incremento interanual del 4,2%.

A pesar de representar algo menos del 2% del número total de empresas activas en nuestro país, el impacto de su actividad en la economía española va mucho más allá. La Estadística Estructural de Empresas estima la cifra de negocio del sector TIC en 90.111 millones de euros en 2016 (últimas cifras oficiales disponibles) y una generación de valor añadido que asciende hasta los 31.900 millones de euros, un 4,1% más que en el ejercicio anterior.

El empleo en las empresas del sector TIC

El espectro cada vez mayor que ocupan las tecnologías digitales en nuestra economía tiene también su reflejo en la creación de empleo. Durante 2016, el sector TIC empleaba de forma directa a 444.498 personas en España. En 2013, tan solo tres años antes, ocupaba a 60.000 personas menos.  A pesar de esa evolución positiva y de que la transformación del modelo productivo de un país requiere tiempo, el volumen de ocupación generado en el sector era de tan solo el 2,5% del total en 2016.

El reparto de esa ocupación, siguiendo la línea marcada por la división empresarial del sector entre fabricación y servicios, también es desigual. El 97% del empleo en el sector TIC se concentra en actividades de servicios, mientras que el 3% restante lo hace en la industria manufacturera.

De las 178.000 ofertas de empleo generadas en el último año y analizadas para la elaboración de este informe, el 12,8% pertenecen a empresas del macrosector TIC, 0,3 puntos porcentuales más que el año anterior (12,5%).

En el ranking de los 20 sectores que más oferta de empleo han generado en España durante el último año se encuentran tres pertenecientes al sector TIC: el de informática, en el quinto puesto con el 5,4% de las ofertas; el de telecomunicaciones, en el sexto con el 3,8%; y el de consultoría TIC, decimosexta con el 2% del conjunto de ofertas.

Si nos centramos en el macrosector TIC es la informática la que realiza una mayor aportación al conjunto de ofertas de empleo, con el 42,3%. Le siguen las telecomunicaciones, que aportan el 29,5%. También por encima del 10% están el de consultoría informática o de telecomunicaciones, con un 15,9%, y el de Internet, con un 10,2%. Las dos actividades que menos ofertas de empleo generan en este sector son las de equipamiento y distribución informática, con un 1,8%, y el de multimedia, con un 0,3%.

Dentro de las empresas del sector, el área funcional que más se ha nutrido de empleo durante el último año también ha sido la que aglutina a los profesionales TIC (tecnología, informática y telecomunicaciones) recibiendo el 58,2% de las ofertas, muy por delante de la función comercial, siguiente en la lista, que aglutina el 23,7%.

Muy alejadas de ellas aparecen las de atención al cliente, con un 4,9%, marketing y comunicación, con un 3,5%, y administración de empresas, con un 2,4%.

Por debajo del 2% se sitúan las de administrativos y secretariado (1,9%), compras, logística y transporte (1,5%), ingeniería y producción (1,3%), y diseño y maquetación (1,2%).

Por último, las áreas funcionales que menos profesionales han solicitado en el último año son las de legal, con tan solo el 0,13% de las ofertas, recursos humanos, con el 0,7%, y calidad, I+D, PRL y medio ambiente, con el 0,7%.

Los perfiles que demandan las empresas del sector TIC

El sector de las TIC demanda profesionales de un mayor rango que otros sectores económicos. En este sentido, la mayor demanda se concentra en los perfiles técnicos, que aglutinan el 63,1% de las ofertas para perfiles TIC. Sin embargo, esta categoría solo es demandada en el 40,9% de las ofertas a nivel nacional, es decir, 21 puntos porcentuales menos.

También ocurre en el caso de los mandos intermedios, que conforman el 19,6% de las ofertas de empleo en el sector, mientras que a nivel nacional la proporción se queda en el 18,5%.

Estas diferencias se aprecian mejor cuando observamos a las categorías más bajas, como las de empleado. Mientras que la media en todos los sectores es del 37,6% de las ofertas de empleo, en el caso de las TIC es de tan solo el 14,3%.

A nivel general, los diez perfiles más solicitados en las empresas del sector son los de programador, programador-analista, comercial, jefe de proyecto, consultor ERP, técnico de soporte, teleoperador de venta, administrador de sistemas y redes, consultor IT y Account Manager.

Si lo desgranamos por categorías profesionales, los cinco puestos de trabajo más demandados en estas empresas son, para la categoría de directivos, los de director de proyecto informático (con el 0,4% de las ofertas), director de área técnica (0,4%), director comercial (0,3%), director de informática (0,2%) y director de tecnología (0,2%).

En la categoría de mandos intermedios son los de jefe de proyecto (5,2%), Account Manager (2,2%), arquitecto de software (1,6%), jefe de informática (1,3%) y responsable de desarrollo (1,1%) los más buscados.
Entre los técnicos, los más demandados por las empresas del sector TIC son los programadores (11,5%), los programadores-analistas (10,8%), los consultores ERP (5,1%), los técnicos de soporte (4,6%) y los administradores de sistemas y/o redes (2,9%).

Por último, en la categoría de empleados gozan de mayor demanda los comerciales (5,6%), los teleoperadores de venta (3,5%), los teleoperadores de atención al cliente (0,8%), los auxiliares de atención al cliente (0,6%) y los técnicos instaladores (0,5%).


Las empresas del sector de las TIC demandan profesionales cualificados

Una de las principales características del empleo en el sector TIC es el alto nivel de cualificación de los profesionales demandados por las empresas.

Según el nivel formativo, los candidatos más solicitados por las empresas TIC han sido aquellos con estudios universitarios (40,3%), seguidos de los profesionales con titulación de FP Superior (26%). En menor medida, este sector requiere personas con titulación de bachillerato, COU o BUP (13,4%), FP Medio (9,4%) y ESO o graduado escolar (8,3%).

Dentro de las titulaciones universitarias, las más demandadas en este sector son las de Ingeniería Informática, que aparece en un 16,3% de las ofertas, la de Ingeniería de Telecomunicaciones, en un 4,1%, la de Administración y Dirección de Empresas, en un 2,1%, la de Comercio y Marketing, en un 2%, y la de Ingeniería Electrónica Industrial y Automática, en un 1,3%.

La demanda de profesionales TIC en el mercado laboral

Fruto de la transformación digital en la que estamos inmersos no solo surgen nuevos sectores económicos, sino también nuevas profesiones que van ganando peso en la estructura organizativa de las compañías a medida que las nuevas tecnologías entran en todos sus departamentos.

Durante el último año, el 13,9% de las ofertas de empleo analizadas por Infoempleo y el Grupo Adecco son vacantes para cubrir puestos de trabajo que hace 15 años no existían como tal.

Sin tener en cuenta la oferta de empleo difundida por las propias empresas del sector TIC, la demanda de profesionales expertos en este campo se ha repartido entre un gran número de empresas de diversos sectores. El 11,7% de las ofertas provienen de actividades de servicios y el 7,9% del sector industrial. Le siguen, en valores próximos al 5%, la industria del automóvil (5,8%), la consultoría general (5,7%), la enseñanza (5,3%), la banca e inversión (4,7%) y el sector de alimentación, bebidas y tabaco (4,3%).

También destaca la demanda de las empresas del sector de la ingeniería (3,4%), las agencias de comunicación (3,1%), las de calidad y medio ambiente (3,1%), las de transporte de mercancías y logística (2,7%), las de hostelería y turismo (2,7%) y el comercio (2,6%).

Sin embargo, las áreas funcionales en las que se integran los profesionales digitales en las empresas suelen estar íntimamente ligadas con el desarrollo de las TIC, especialmente aquellas en las que se realizan tareas de producción (programación y análisis, base de datos, sistemas y redes, soporte…) o de análisis de grandes bases de datos (big data e inteligencia de negocios). No obstante, los departamentos de marketing, diseño, comercial o, incluso legal, no se entenderían hoy sin acompañarlos del modo “online”.

Parece obvio que sea el área de tecnología, informática y telecomunicaciones el que aglutine el mayor número de ofertas de empleo dirigidas a profesionales digitales, con el 10,3% del total. Dentro de ella destacan las sub-áreas de análisis y programación (3,5%), de electrónica (1,4%), soporte y explotación (1,3%), y la de gestión y dirección de proyectos tecnológicos (1,2%).

La siguiente área que más profesionales digitales solicita es la de marketing online, con el 1,6% del total de ofertas. Las sub-áreas con mayor demanda son las de estrategia y desarrollo de negocio online (0,6%), marketing online (0,5%) y la de redes sociales (0,3%).

El área de inteligencia de negocio y big data recoge el 1,4% de las ofertas que se dirigen a profesionales TIC. Le siguen la de comercial y ventas, con un 0,3%, y la de diseño y maquetación, con un 0,2%. Por último, se sitúa el área legal, que publica el 0,1% de las ofertas de empleo que buscan trabajadores del ámbito de las TIC.

¿A qué puestos acceden los profesionales de las TIC?

Las empresas ofrecen para los profesionales especializados en las TIC puestos técnicos en el 74,6% de las ofertas de empleo. En el 20% buscan mandos intermedios y en el 3,3%, directivos. En cambio, son pocas las ofertas de empleo que ofrecen puestos de empleados, tan solo un 2,1%.

Por categorías profesionales, los directivos digitales más solicitados son los directores de proyecto informático (aglutinan el 1% de las ofertas), los directores de área técnica (0,6%), los directores de informática (0,4%), los directores de sistemas de información (CIO) (0,4%) y los directores de tecnología (CTO) (0,3%).

Los mandos intermedios más requeridos son los jefes de proyecto (7,6%), los jefes de informática (2,3%), los arquitectos de software (2%), los responsables de desarrollo (1,3%) y los jefes de sistemas (1,2%).

Por su parte, los técnicos digitales que más demandan las compañías españolas son los programadores (16,3% de las ofertas dirigidas a perfiles TIC), los analistas-programadores (9,7%), los técnicos de soporte (9,1%), los consultores ERP (5,6%) y los administradores de sistemas y/o redes (3,4%).

Por último, los puestos de empleados más solicitados y, de hecho, los únicos cuya oferta de empleo es mínimamente significativa, son los de técnico de mantenimiento (16,3%), técnico instalador (9,7%), operador de sistemas y redes (9,1%), operador de explotación (5,6%) y técnico de transmisión (3,4%).

Los salarios de los profesionales TIC están muy por encima de la media

Durante el último año, el salario promedio ofrecido por las empresas a las nuevas incorporaciones TIC se situó en los 29.602€ brutos anuales, un 18% superior al salario medio ofertado en España (25.053€).

Dentro del área de tecnología, informática y telecomunicaciones se encuentran los salarios más elevados capitaneados por el director de sistemas de información (CIO) que percibe un salario medio de 61.857 euros brutos al año sin tener en cuenta el salario variable. Le sigue el director de área técnica, con una retribución de 60.868 euros.

También por encima de los 60.000 euros y dentro de este mismo área están los jefes de procesos de datos y los directores de proyectos informáticos, con 60.250 y 60.108 euros, respectivamente.

Con una remuneración superior a los 50.000 euros también aparecen los directores de tecnología (CTO) (58.000 euros), los jefes de explotación (57.5000 euros) y los directores de informática (55.907 euros).

El área de marketing online ofrece los segundos salarios más elevados. Destacan los que percibe el responsable de estrategia de negocio online, con una retribución media de 54.233 euros, seguido del Business Development Manager, con 48.703 euros, el director de marketing online, con 43.800 euros, y el responsable de ecommerce, con 42.900 euros.

El área de inteligencia de negocio y big data también ofrece salarios muy por encima de la media. A la cabeza se sitúa el Chief Digital Officer (CDO), cuya remuneración media se sitúa en los 53.333 euros. Le siguen el jefe de proyecto BI y/o big data, con 50.000 euros. Por detrás de ellos, el Data & Analytics Manager, con 45.636 euros, el arquitecto de big data, con 43.261 euros, y el Data Scientist, con 40.135 euros son los siguientes.  

Y dentro del área legal, la figura del abogado especialista en internet cobra un salario medio de 39.000 euros.

En la misma línea se sitúa el mejor retribuido del área de diseño y maquetación que es el arquitecto de información y UX/UI, que recibe una remuneración anual de 39.600 euros. En este mismo ámbito se sitúan los perfiles de experto en usabilidad, que cobran unos 32.917 euros, el responsable de diseño, unos 27.111, el diseñador web, unos 26.192 euros, y el maquetador web, con una remuneración media de 20.571 euros, aunque todos ellos con salarios inferiores.

Por último, se encuentra el área comercial y de ventas que también cuenta con perfiles del ámbito de las TIC, como son el profesional de preventa técnico en TIC, cuyo salario medio es de 34.125 euros, el Digital Account Manager, 33.600 euros, y el comercial técnico en TIC, 31.445 euros.

España, por debajo de la media en profesionales TIC

Según Eurostat, en 2017 trabajaban un total de 8,4 millones de profesionales especializados en TIC en la Unión Europea, aunque con un reparto desigual entre los países miembro, destacando el papel de Gran Bretaña (1,6 millones), que concentraba el 19,4% de la fuerza laboral TIC; Alemania (también 1,6 millones), que aportaba el 18,6% al total de la Unión; y Francia, con el 11,8% de cuota y 1 millón de trabajadores TIC. El 50% restante se repartía entre los otros 25 países comunitarios, aunque ninguno de ellos alcanzaba los dos dígitos en su participación.

En España, de los 18,8 millones de personas ocupadas que había en 2017, Eurostat cifra en un 2,9% el porcentaje de profesionales especializados en TIC, casi un punto por debajo de la media europea (3,7%); y su perfil responde a un patrón bastante claro: varón (83,9%) con estudios universitarios (80,7%) y mayor de 34 años (64,5%).

Encontrar profesionales para las vacantes en el área de TIC es una de las principales dificultades con las que se encuentran el 25,6% de los 663 profesionales de RRHH encuestados para la elaboración de este informe.

Esa escasez de profesionales TIC y el alto nivel de cualificación necesario para desempeñar el trabajo que realizan están en el origen de unos niveles retributivos que están entre los más altos de España.

La automatización y la robotización: 2 millones de empleos más en 2030

Desde la aparición de la máquina de vapor resulta evidente que la tecnología tiene un efecto de sustitución y/o de complementariedad sobre el trabajo que realizamos los seres humanos, pero ¿qué peso tiene cada una de esas variables en la revolución que viene?.
 
El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) estima que, para 2022, las ocupaciones que han surgido con el desarrollo de las nuevas tecnologías habrán crecido del 16% al 27% en las grandes empresas a nivel mundial; y los puestos afectados por la obsolescencia tecnológica disminuirán del 31% al 21%. En términos puramente cuantitativos, 75 millones de personas pueden perder su empleo actual debido al cambio en la división del trabajo entre humanos, máquinas y algoritmos, una convergencia tecnológica que al mismo tiempo también creará 133 millones de nuevos puestos de trabajo, lo que nos da un resultado positivo de 58 millones de empleos más en el mundo en los próximos cuatro años.

En el caso concreto de España, y a un plazo medianamente mayor, el Observatorio ADEI calcula que la automatización y la robotización podrían aumentar el número de ocupados en más de 2 millones de personas hasta 2030. Es el saldo final del incremento de 3,2 millones de empleos adaptados a la digitalización, el aumento de 0,6 millones de puestos poco susceptibles de ser reemplazados por máquinas por su alto componente “humano” y la desaparición de 1,4 millones de empleos reemplazables por robots.

Pero este escenario solo tendrá lugar si se implementan determinadas medidas en los ámbitos empresarial, educativo y político, especialmente en lo que respecta a la capacitación y cualificación de los trabajadores en habilidades TIC y digitales. Para culminar con éxito la transformación digital a la que están abocadas todas las empresas se necesitan trabajadores que cuenten con la formación necesaria, pero en el mercado laboral actual no hay suficientes perfiles especializados.

De aquí al año 2022, el 54% de los trabajadores tendrán que mejorar sus conocimientos y habilidades: seis meses serán suficientes para un 35% de ellos, de seis meses a un año para el 9% y hasta un 10% necesitará formarse durante más de un año.

Y aunque son las empresas las que deberán liderar esta carrera contrarreloj, la clave para sobrevivir pasa por la necesaria implicación de los profesionales. La capacitación tecnológica (programación y análisis de grandes bases de datos, principalmente) y la mejora de las habilidades manuales y abstractas (flexibilidad, creatividad, pensamiento analítico, innovación, aprendizaje activo, resolución de problemas…) son el camino que deben recorrer los profesionales para mantenerse en la carrera.



Envíanos tus Comentarios

Cibersur no se hace responsable de las opiniones reflejadas en los comentarios
introducir este texto en la contenedor de la izquierda recargar
Comentarios - total 0


Quienes Somos | Publicidad | Suscripción | Contacto | Nota Legal
© CIBERSUR Edita CPS S.L. en Sevilla (España, UE)